Evaluación del impacto del confinamiento en jóvenes atendidos en centros comunitarios de salud mental

Rocío Casañas, Laia Mas-Expósito, Mercè Teixidó, Ana Barajas-Vélez, Marc Udina, Patricia Escalona, Mercè Triay Aurea Moreno, EmparMurgui, Mª Teresa Carbonero, Carolina Franco y Lluís Lalucat-Jo

RESUMEN  

Evaluación del impacto del confinamiento en jóvenes atendidos en centros comunitarios de salud mental. El objetivo de este estudio es analizar el impacto del confinamiento debido al virus del SARS-CoV-2 en la vida de los jóvenes atendidos en servicios de salud mental comunitarios. Se trata de un estudio observacional descrip­tivo transversal que se lleva a cabo entre junio y octubre del 2020 en una muestra de 41 jóvenes usuarios del CSMIJ, HDA y CSMA de la Asociación Centro de Higiene Mental Les Corts. Los resultados muestran que la situa­ción de confinamiento ha afectado en su salud física y mental, aunque el estar acompañados por la familia y un lugar de residencia óptimo les podría haber ayudado a afrontar mejor este período. Palabras clave: COVID-19, confinamiento, jóvenes, salud mental, salud física.

ABSTRACT

Evaluation of the lockdown impact on young people in community mental health centres. This study aims to analyse the lockdown impact of the SARS-CoV-2 virus on the lives of young people attending community mental health services. This is a cross-sectional descriptive observational study carried out between June and October 2020 in a sample of 41 young users of the Mental Health centers and Day Care Hospital from Associació Centre d’Higiene Mental Les Corts. The results show that the lockdown situation has affected their physical and mental health, although being accompanied by the family and an optimal place of residence could have helped them to cope better with this period. Keywords: COVID-19, confinement, young people, mental health, physical health.  

RESUM

Avaluació de l’impacte del confinament en joves atesos en centres comunitaris de salut mental. L’objectiu d’aquest estudi és analitzar l’impacte del confinament a causa del virus de la SARS-CoV-2 a la vida dels joves ate­sos en serveis de salut mental comunitaris. Es tracta d’un estudi observacional descriptiu transversal que es porta a terme entre juny i octubre de l’any 2020 en una mostra de 41 joves usuaris del CSMIJ, HDA i CSMA de l’Associació Centre d’Higiene Mental Les Corts. Els resultats mostren que la situació de confinament ha afectat la seva salut física i mental, tot i que el fet d’estar acompanyats per la família i tenir un lloc de residència òptim els podria haver ajudat a afrontar millor aquest període. Paraules clau: COVID-19, confinament, joves, salut mental, salut física.

confinamiento domiciliario no ex­perimentada hasta el momento. El causante de esta situación fue el virus SARS-CoV-2, siendo más conocido por la enfermedad causada por este coronavirus, COVID-19 (Huang et al., 2020; C. Wang et al., 2020). Este virus se detectó en diciembre del 2019 en la ciudad China de Wu­han, transmitiéndose rápidamente a países de todos los continentes, declarándose la situación de pandemia mundial por la Organización Mun­dial de la Salud (OMS) el 11 de Marzo de 2020 (OMS, 2020a).  Desde entonces, España, como el resto de los países a nivel mundial, sigue viviendo bajo una situación de vigilancia sanitaria que con­lleva restricciones más o menos severas en el funcionamiento cotidiano (cierre de centros de trabajo, comercios, centros deportivos, restau­rantes, etc.) y en la movilidad, adaptadas al nivel de riesgo epidemiológico de contagio. Existe evidencia científica sobre los efectos de la pandemia a nivel de salud mental en la po­blación general. En concreto, se observan sín­tomas depresivos, ansiedad, estrés (Wang et al., 2020; Torales, O’Higgins, Castaldelli-Maia y Ventriglio, 2020) insomnio, negación, ira y mie­do (Rajkumar, 2020; Torales et al., 2020) y se identifican factores que exacerban tales sínto­mas, como el género femenino, ser estudiante, presentar síntomas físicos específicos y percibir un estado de salud general bajo (Wang et al., 2020). Con respecto a la repercusión del perío­do de confinamiento sobre la salud mental, los resultados de una revisión sistemática mues­tran efectos psicológicos negativos, incluyendo síntomas de estrés postraumático, confusión y enojo (Brooks et al., 2020).  En población clínica, la pandemia y las medi­das adoptadas se cree que exacerban las con­diciones psiquiátricas preexistentes (Franchini, Ragone, Seghi, Barbini y Colombo, 2020; Kahl y Correll, 2020). El estudio llevado a cabo por García-Álvarez et al. (2020) mostró un mayor impacto psicológico (depresión, ansiedad, es­trés, intrusión y evitación) del confinamiento debido a la COVID-19 en personas con tras­torno mental en comparación con la población general. En relación a la población infanto-juvenil, dife­rentes estudios muestran síntomas muy simila­res a los experimentados por los adultos, como preocupación, ansiedad, miedo y problemas de sueño (Jiao et al., 2020; Liu, Bao, Huang, Shi y Lu, 2020). En su caso se suma el cierre de los centros escolares, lo que conlleva la pérdida de estímulo social y emocional necesario para su bienestar mental (OMS, 2020b). Los factores estresantes como la duración prolongada del confinamiento, el miedo a la infección, la frustra­ción y el aburrimiento, la falta de contacto con los compañeros de clase, amigos y maestros, la falta de espacio personal en el hogar y las pérdidas económicas familiares parece ser que podrían tener efectos aún más problemáticos y duraderos en niños y adolescentes (Brooks et al., 2020). En relación a la reagudización de trastornos mentales en población infanto-juvenil en si­tuación de pandemia, los estudios son todavía escasos. Se cree que la pandemia supuso una interferencia en el día a día, lo que incrementó su sufrimiento psicológico a la vez que se limi­taba el acceso a los servicios de salud mental (Kaess et al., 2020; Nissen, Højgaard y Thom­sen, 2020; Tanir et al., 2020; Stavridou et al., 2020).  Según Stavridou et al. (2020), la pandemia afectó especialmente a la población infanto-juvenil con trastornos de salud mental, espe­cialmente en niños/as con trastornos del neu­rodesarrollo, que presentaron un incremento de comportamientos disfuncionales. A pesar del empeoramiento de situaciones clínicas en esta población, se tiene constancia de una reduc­ción significativa de las derivaciones a servicios de salud mental (Tromans, Chester, Harrison, Pankhania, Booth y Chakraborty, 2020) duran­te el confinamiento, así como de una reducción también significativa de las visitas a los servicios de urgencias hospitalarios (Sheridan, Cloutier, Johnson y Marshall, 2020). En la actualidad, son escasos todavía los estu­dios que evalúan el impacto de la pandemia en población infanto-juvenil con problemas de sa­lud mental, y en España no se ha llevado a cabo una iniciativa similar o las existentes se han cen­trado en población adulta.  El objetivo principal de este estudio es ana­lizar si el confinamiento ha tenido un impacto negativo en la vida de los jóvenes atendidos en los dispositivos de salud mental comunitarios. Secundariamente, se pretende evaluar este im­pacto en diferentes ámbitos, así como analizar las diferencias en cuanto al género.  

Material y método Diseño

Se trata de un estudio observacional descrip­tivo transversal que se llevó a cabo durante los meses de junio a octubre del 2020 en la ciudad de Barcelona.  Muestra La población diana del proyecto fue la pobla­ción con edades comprendidas entre los 12 y 25 años que cumplieron los siguientes criterios de inclusión y exclusión.  Criterios de inclusión: 1) Usuarios del Centro de Salud Mental Infanto-Juvenil (CSMIJ) y del Hospital de Día de Adolescentes (HDA) de Les Corts (LC) y Sarria-Sant Gervasi (S-SG) con edades superiores a los 12 años y usuarios me­nores de 25 años visitados en el Centro de Salud Mental de Adultos (CSMA) de LC y S-SG y 2). Firmar el consentimiento informado.  Criterios de exclusión: 1) No disponer de co­nexión a internet; 2) No disponer de un dispo­sitivo electrónico como ordenador, tablet o smartphone para cumplimentar el cuestionario; 3) No entender la lengua española y 4) Presen­cia de discapacidad intelectual.  Procedimiento y recogida de datos  Se solicitó por teléfono a todos los usuarios de los servicios con edades comprendidas entre los 18 y 25 años y a los padres/madres/tutores legales de los menores de edad si podían pro­porcionar un e-mail con el objetivo de enviarles la información del estudio. Posteriormente, se envió un e-mail con la “Hoja informativa del pro­yecto” y el enlace de acceso al cuestionario “Mi vida durante el confinamiento”. Se les informó en el e-mail que debían leer detenidamente la hoja informativa y, previo a rellenar el cuestio­nario, tendrían que aceptar la participación en el estudio de forma en línea. En caso de ser me­nores de edad, esta aceptación la realizaron los padres o tutores legales.  Una vez aceptada la participación en el es­tudio, los jóvenes de 12 a 25 años rellenaron el cuestionario en línea. El cuestionario se rellenó a través de Google Forms y, posteriormente, los datos fueron volcados a una base de datos en formato Excel para su posterior análisis.  Variables Las variables principales fueron: a) percepción del riesgo de la situación de la COVID-19; b) es­tado emocional; c) salud física (síntomas físicos generales, hábitos de descanso y de alimenta­ción); d) uso de redes sociales; e) relaciones fa­miliares y con los amigos; f) enseñanza en línea y nuevos intereses de ocio; g) situación econó­mica familiar. Las variables de confusión fueron: a) sociodemográficas (edad, género, número de hermanos, m2 de la vivienda y si esta dispone de espacio al aire libre) y b) servicio de salud men­tal de referencia (CSMIJ, HDA y CSMA).  Se utilizó un cuestionario en línea de 51 pregun­tas con los siguientes apartados: 1) Datos socio-demográficos (13 preguntas); 2) Riesgo situación COVID-19 (5 preguntas); 3) Estado de ánimo y salud física (12 preguntas); 4) Redes sociales, re­lación amigos y familia (10 preguntas); 5) Ámbi­to escolar (3 preguntas); 6) Nuevos intereses (3 preguntas); y 7) Situación familiar (5 preguntas). Se utilizó un aplicativo de Google Forms para su administración, y se calculó un tiempo de entre cinco a siete minutos para cumplimentarlo. Este cuestionario es una adaptación de la versión origi­nal de 73 preguntas elaborada por Lauro Quadra­na, Olivia Cox y Sara Fabbri del Departamento de Neurociencias y Salud Mental Policlinico Umber­to I – Sapienza de la Universidad de Roma, Italia (Forte et al., 2021). Se solicitó a los autores la au­torización para su utilización en nuestro estudio. Análisis de datos Se realiza un análisis descriptivo de las varia­bles principales y sociodemográficas del estudio. Para las variables continuas se utilizaron medi­das de tendencia central y dispersión, y para las discretas se reportan frecuencias y porcentajes. Se realizó un análisis bivariado para evaluar la relación entre eventos de interés (miedo a con­traer la COVID-19, problemas de sueño, hábitos alimentarios, relación padres y amigos, nuevos intereses) y la variable género. Para las variables categóricas se utilizó la prueba de Chi Cuadra­do. Los análisis estadísticos se llevan a cabo me­diante el programa SPSS versión 25 (IBM corp).  Confidencialidad y privacidad La información recogida se trató confidencial­mente, cumpliendo las disposiciones de la Ley 62  21/2000, de 29 de diciembre, sobre los derechos de información concerniente a la salud y auto­nomía del paciente y a la documentación clínica, y la Ley 3/2018, de 5 de diciembre, de Protec­ción de Datos Personales y garantías de los de­rechos digitales. El proyecto obtuvo la aproba­ción del Comité de Ética de la Unión Catalana de Hospitales (CEIm 20/60). Se ha obtenido el consentimiento informado de todos los partici­pantes mayores de edad y/o sus representantes legales en el caso de menores de edad (padre, madre o tutor legal). Los datos recogidos se han utilizado únicamente para el presente estudio.  Resultados Durante el año 2020 se atendieron a 941 ado­lescentes con edades comprendidas entre los 12 y 25 años en los dispositivos clínicos de la As­sociació Centre d’Higiene Mental Les Corts de Barcelona. De esta muestra, sólo se dispuso del e-mail de 242 usuarios, a los que se les envió la información relativa al estudio y donde se les invitó a participar.  De esta muestra de 242 usuarios, solo 41 jóve­nes con una edad media de 20 años (DE 3,78; rango 12 a 25 años) rellenaron el cuestionario en línea, representando el 17 % de la población contactada. De todos ellos, 30 eran mayores de edad, siendo más fácil contactarlos y que firma­ran el consentimiento de participación. Los 41 jóvenes eran atendidos de forma regu­lar en los siguientes dispositivos: CSMIJ (n = 15), HDA (n = 3) y CSMA (n = 23). En la tabla 1 del anexo se adjunta la información sociodemográ­fica de la muestra.  Para la descripción de la población de estudio, ver la tabla 1 del anexo. Riesgo de padecer la COVID-19 23 jóvenes (56,1 %) refieren haber tenido mie­do de contraer la COVID-19 durante el confina­miento, y 14 usuarios (34,1 %) tenían algún ser querido que había estado infectado por SARS-CoV-2 durante este periodo; de estos, 8 jóvenes refieren tener algún familiar fallecido a causa de la COVID-19. Cuando se les pregunta si ha sido difícil cumplir con las medidas restrictivas impuestas por el gobierno, 10 usuarios (24,4 %) refieren que “mucho-bastante”, 21 (51,2 %) “un poco” y para los 10 restantes (24,4 %), “no, en absoluto”. A 25 pacientes (61 %) les preocupa “muchísimo-mucho-bastante” encontrarse en esta situación de nuevo, en comparación con 15 pacientes (36,6 %) que opinan que “un poco” y una persona (2,4 %), “no, en absoluto”.  Estado de ánimo y salud física  Para la mayoría de los jóvenes (n = 39; 95 %), el confinamiento les ha afectado en su estado de ánimo, a unos positivamente (n = 11; 27 %) y a otros de forma negativa (n = 28; 68 %). Durante este periodo, describen haber sentido ansiedad (n = 25; 61 %), tristeza (n = 22; 54 %), miedo (n = 17; 41 %), preocupación (n = 11; 27 %), alegría (n = 9; 22 %) y otros sentimientos no especificados (n = 13; 32 %). Y, por otro lado, dolor de cabeza (n = 18; 44 %), debilidad (n = 12; 30 %), aumento de la frecuencia cardíaca (n = 9; 22 %), problemas intestinales (n = 6; 15%), vértigos (n = 5; 12 %), di­ficultades respiratorias (n = 4; 10 %) y temblores (n = 3; 7 %). 14 pacientes (34,15 %) refieren que no ha experimentado ningún síntoma físico.  En la tabla 2 del anexo, se adjunta una descrip­ción más detallada sobre el estado de ánimo y salud física, así como su opinión acerca de cómo han afrontado el período de confinamiento.  Redes sociales, relaciones con amigos y familia  El periodo de confinamiento ha modificado la manera de relacionarse de los y las jóvenes, aumentando el uso de las redes sociales, y mo­dificando su forma habitual de relacionarse con la familia y los amigos. En la tabla 3 del anexo, se describe de qué forma les ha afectado el pe­ríodo de confinamiento a su relación con la fa­milia y amigos, y cómo estos les han ayudado a afrontar mejor esta situación. A los jóvenes que respondieron que la fami­lia les había ayudado a afrontar mejor este mo­mento se les preguntó que describieran de qué manera se sintieron ayudados. En la tabla 4 del anexo, se adjuntan los comentarios aportados por los jóvenes.  Ámbito escolar La interrupción de la escuela durante los meses de marzo a junio del 2020 lo han vivido bien sólo el 17,1 % de la muestra (n = 7), el 41,5 % (n = 17) indiferente y un 41,5 % (n = 17) de los pacientes  Evaluación del impacto del confinamiento en jóvenes atendidos en centros comunitarios de salud mental Psicopatol. salud ment. 2021, 38, 59-7063  lo valoraron de forma negativa. En relación con la experiencia con la enseñanza en línea, el 10 % (n = 10) de los pacientes refiere que ha sido una buena experiencia, para el 39 % (n = 16) era in­diferente y el 36,6 % (n = 15) lo valora de forma negativa. La mayoría de los jóvenes creen que la enseñanza en línea no afectará a su rendimiento escolar (n = 27; 66 %); en cambio, una pequeña submuestra refiere que afectará negativamente (n = 6; 15 %) y otros, positivamente (n = 8; 19 %).  Nuevos intereses Durante el periodo de confinamiento, 19 (46 %) jóvenes descubrieron nuevos intereses, como juegos (n = 10, 24,4 %), películas/series de TV (n = 10, 24,4 %), dibujo (n = 9, 22 %), lec­tura (n = 7, 17 %), escritura (n = 4, 10 %) y otros intereses no especificados (n = 7, 17 %). De estos jóvenes, 18 comentan que mantendrán este nue­vo interés (n = 18; 44 %).  Situación económica familiar  15 (36,5 %) jóvenes refieren que sus padres no han seguido trabajando durante el periodo del confinamiento, de los cuales dos perdieron su trabajo. Para 16 (39 %) jóvenes ha cambiado la situación económica de su familia.  Análisis de género  Se realizó un análisis por género entre los eventos que tuvieran dos opciones de respues­ta, debido a que el pequeño tamaño muestral no permitía la realización de otro tipo de aná­lisis. Se analizaron los eventos “miedo de con­traer la enfermedad de la COVID-19” (p = 0,183), “problemas de sueño” (p = 0,295), “cambios de hábitos alimentarios” (p = 0,066), “cambios en la relación con tus padres” (p = 0,439), “cam­bios en la relación con tus amigos” (p = 0,154) y “descubrimiento de algún nuevo interés” (p = 0,139) durante el periodo de confinamiento, no observándose diferencias estadísticamente sig­nificativas en relación con el género.  Discusión  El confinamiento ha tenido un impacto negati­vo en los usuarios en diferentes ámbitos, princi­palmente en su estado de ánimo (síntomas de ansiedad, tristeza y miedo) y su salud física (en los hábitos de descanso y alimentación), en el ámbito escolar y, por último, en la situación eco­nómica familiar.  Los resultados del estudio muestran que el 56 % de los jóvenes refieren haber tenido miedo de contraer la enfermedad de la COVID-19, les preocupa bastante encontrase de nuevo en esta situación, aunque para la mayoría no les ha sido difícil cumplir las medidas restrictivas impuestas por el gobierno y consideran que han afrontado el confinamiento bastante bien. El hecho de que hayan afrontado el periodo de confinamiento bastante bien puede estar relacionado con unas condiciones de la vivienda adecuada, disponer de privacidad en casa y conexión a internet, ya que los usuarios del estudio viven en una zona socio-económicamente media-alta de Barce­lona y, por tanto, este aspecto puede haber ayudado a llevar mejor este confinamiento do­miciliario. Estudios llevados a cabo en nuestro contexto apuntan a datos similares en los que la afectación del confinamiento en la salud mental de las personas se relaciona con variables socio­demográficas, como por ejemplo, el nivel edu­cativo o el nivel de ingresos económicos en el hogar (Suso-Ribera y Martín-Brufau, 2020). El confinamiento ha afectado el estado de áni­mo y la salud física de la mayoría de los encues­tados. Estos resultados concuerdan con los es­tudios (Rajkumar, 2020; Liang et al., 2020) que han mostrado que los síntomas de ansiedad y depresión son reacciones psicológicas comunes a la pandemia de la COVID-19, y pueden presen­tarse asociadas con trastornos del sueño y de la alimentación (Rajkumar, 2020). Los resultados del estudio de Liang y cols. (2020) sugieren que aproximadamente el 40,4 % de los jóvenes tenía tendencia a presentar algún problema de salud mental.  Esta situación también ha aumentando el uso de las redes sociales, como los mensajes o chats y las videollamadas. El estudio de Gao y cols. (2020) llevado a cabo en 4.872 jóvenes mayores de 18 años mostró que más del 80 % de los participantes informaron estar expues­tos con frecuencia a las redes sociales, y que esto se asociaba positivamente con altas pro­babilidades de ansiedad. Se debería tener en cuenta esta relación entre incremento de la ex­posición a las redes sociales y el incremento de problemas de salud mental durante el periodo de confinamiento.  En relación con los padres y las madres, el con­finamiento ha cambiado la relación que tenían con ellos. Para algunos jóvenes esta situación ha provocado un cambio en positivo, ya sea por­que han podido disfrutar de más tiempo juntos, o por cómo se han sentido de acompañados, apoyados y cuidados por sus familiares duran­te este periodo. Identifican a la familia como un gran soporte y ayuda para afrontar mejor esta situación y, por otro lado, reclaman poder dis­frutar de más tiempo juntos. Y aunque para la mayoría el estar con la familia les ha ayudado a afrontar mejor este momento, a algunos les habría ayudado el hablar con alguien, ya fuera con un familiar o su psicoterapeuta. El estudio de Prime y cols. (Prime, Wade y Browne, 2020) muestra la importancia del apoyo de la familia en este contexto de pandemia promoviendo la resiliencia a través de creencias familiares com­partidas y relaciones cercanas.  El confinamiento también ha conllevado des­cubrir nuevos intereses que creen que se man­tendrán. Es posible que estos intereses hayan contrarrestado los momentos de aburrimiento y hayan potenciado compartir momentos en fa­milia, ya sea jugando, viendo una película/serie o cocinando. Cabe señalar la importancia del juego y la creatividad en el bienestar del niño y el joven en situación de confinamiento (Berasa­tegi, Idoiaga, Dosil y Eiguren, 2020). En relación con los amigos, refieren que los han echado mucho de menos y, aunque su re­lación ha cambiado poco, este cambio ha sido en positivo. La interrupción de la escuela y la enseñanza en línea se han vivido de forma ambi­gua, entre indiferente o mal, aunque la mayoría cree que este formato de enseñanza no afecta­rá a su rendimiento académico. Estos resultados podrían estar relacionados con los estudios que señalan la importancia de los centros educati­vos, lugar de convivencia con sus amigos y de obtención de ese estímulo social que es tan sa­ludable para su bienestar emocional (Brooks et al., 2020).  Y, por último, el confinamiento ha afectado a la situación económica familiar, debido a que al­gunos progenitores no pudieron trabajar duran­te este periodo y para otros supuso la pérdida del puesto de trabajo. Este dato es importante tenerlo en cuenta a la hora del seguimiento de estos jóvenes por parte de su terapeuta, ya que la pérdida financiera familiar puede tener efec­tos aún más problemáticos y duraderos en ni­ños y adolescentes (Franchini et al., 2020).  El estudio presenta limitaciones: 1) el reducido tamaño de la muestra. Al estar disminuida la ac­tividad asistencial presencial de los dispositivos durante la pandemia, se tuvo que enviar la in­formación del estudio vía e-mail, previa solicitud mediante llamada telefónica. Se enviaron dos e-mails recordatorios para aquellas personas que habían proporcionado el e-mail de contacto; 2) El diseño de evaluación del estudio retrospec­tivo. El cuestionario se rellenó durante los me­ses de junio y julio, momento en que el confi­namiento había disminuido su intensidad y los jóvenes ya podían salir de casa de una forma más normalizada. Se tiene en cuenta que esta evaluación retrospectiva puede estar influen­ciada por una disminución de la intensidad del recuerdo y de la experiencia vivida por parte de los jóvenes.  La realización de este estudio ha permitido conocer los efectos psicológicos, físicos y socia­les ocasionados por el confinamiento restrictivo domiciliario durante la pandemia de la COVID-19 en la población juvenil atendida en centros co­munitarios de salud mental de l’Associació Cen­tre d’Higiene Mental Les Corts.  Dichos datos ayudan a considerar las variables que pueden haber incidido en el impacto del confinamiento en la vida estos jóvenes, como los factores socioeconómicos, el uso de las re­des sociales, el apoyo familiar, la relación con los amigos y la ocupación del tiempo, con el fin de poder analizar las causas de la agudización de los problemas de salud para contar con más capacidad de generar intervenciones eficaces.  Conclusiones La situación de aislamiento y confinamiento a nivel domiciliario causada por el virus SARS-CoV-2 ha afectado en la salud física (problemas de alimentación y sueño) y mental (síntomas de ansiedad y depresión) de los jóvenes atendidos en un dispositivo de salud mental comunitario. Factores socio-económicos (como el tamaño  Evaluación del impacto del confinamiento en jóvenes atendidos en centros comunitarios de salud mental Psicopatol. salud ment. 2021, 38, 59-7065  de la vivienda, disponer de privacidad y cone­xión a internet), el uso de la redes sociales, el apoyo familiar, la relación con los amigos y la ocupación del tiempo deben ser considerados como aspectos clave para ajustar las interven­ciones a las necesidades de los pacientes.  

Agradecimientos  

Agradecer la colaboración de los usuarios de los centros de salud mental comunitarios de la Asociació Centre d’Higiene Mental Les Corts, así como la colaboración y asesoramiento de los compañeros del Centro de Salud Mental Infan­to-Juvenil y de Adultos, y del Hospital de Día de adolescentes.  

Bibliografía  

Berasategi, N., Idoiaga, N., Dosil, M., y Eiguren, A. (2020). Design and Validation of a Scale for Measuring Well-Being of Children in Loc­kdown (WCL). Frontiers in Psychology, 11. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2020.02225

Brooks, S. K., Webster, R. K., Smith, L. E., Wood­land, L., Wessely, S., Greenberg, N. y Rubin, G. J. (2020). The psychological impact of quaran­tine and how to reduce it: rapid review of the evidence. The Lancet, 395(10227), 912-920.  https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30460-8

Forte, A., Orri, M., Brandizzi, M., Iannaco, C., Ven­turini, P., Liberato, D., Battaglia, C., Nöthen-Garunja, I., Vulcan, M., Brusìc, A., Quadrana, L., Cox, O., Fabbri, S. y Monducci, E. (2021). “My Life during the Lockdown”: Emotional Expe­riences of European Adolescents during the COVID-19 Crisis. Int J Environ Res Public Health, 18(14):7638. doi: 10.3390/ijerph18147638. PMID: 34300088; PMCID: PMC8303213 Franchini, L., Ragone, N., Seghi, F., Barbini, B. y Colombo, C. (2020). Mental health services for mood disorder outpatients in Milan during COVID-19 outbreak: The experience of the health care providers at San Raffaele hospital. Psychiatry Research, 292, 113317.  https://doi.org/10.1016/j.psychres.2020.113317 Gao, J., Zheng, P., Jia, Y., Chen, H., Mao, Y., Chen, S., Wang, Y., Fu, H. y Dai, J. (2020). Mental health problems and social media exposure during COVID-19 outbreak. PLOS ONE, 15(4). https://doi.org/10.1371/journal.pone.0231924

García-Álvarez, L., de la Fuente-Tomás, L., Gar­cía-Portilla, M. P., Sáiz, P. A., Lacasa, C. M., Dal Santo, F., González-Blanco, L., Bobes-Basca­rán, M. T., García, M. V., Vázquez, C. Á., Iglesias, Á. V., Cao, C. M., Fernández, A. G., Bascarán Fernández, M. T., Fernández, A. P., Revuelta, J. R., Zazo, E. S., Madera, P. Z., Álvarez, M. S., … Bobes, J. (2020). Early psychological impact of the 2019 coronavirus disease (COVID-19) pandemic and lockdown in a large Spa­nish sample. Journal of Global Health, 10(2). https://doi.org/10.7189/jogh.10.020505

Huang, C., Wang, Y., Li, X., Ren, L., Zhao, J., Hu, Y., Zhang, L., Fan, G., Xu, J., Gu, X., Cheng, Z., Yu, T., Xia, J., Wei, Y., Wu, W., Xie, X., Yin, W., Li, H., Liu, M., … Cao, B. (2020). Clinical features of patients infected with 2019 novel coronavi­rus in Wuhan, China. The Lancet, 395(10223), 497-506.  https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30183-5

Jiao, W. Y., Wang, L. N., Liu, J., Fang, S. F., Jiao, F. Y., Pettoello-Mantovani, M. y Somekh, E. (2020). Behavioral and Emotional Disorders in Children during the COVID-19 Epidemic. The Journal of Pediatrics, 221, 264-266.e1.  https://doi.org/10.1016/j.jpeds.2020.03.013

Kaess, M., Moessner, M., Koenig, J., Lustig, S., Bonnet, S., Becker, K., Eschenbeck, H., Rummel-Kluge, C., Thomasius, R. y Bauer, S. (2020). A plea for the sustained implementa­tion of digital interventions for young people with mental health problems in the light of the COVID-19 pandemic. Journal of Child Psycho­logy and Psychiatry, jcpp.13317.  https://doi.org/10.1111/jcpp.13317 Kahl, K. G. y Correll, C. U. (2020). Management of Patients With Severe Mental Illness Du­ring the Coronavirus Disease 2019 Pandemic. JAMA Psychiatry, 77(9), 977.  https://doi.org/10.1001/jamapsychiatry.2020.1701 Liang, L., Ren, H., Cao, R., Hu, Y., Qin, Z., Li, C. y Mei, S. (2020). The Effect of COVID-19 on Youth Mental Health. Psychiatric Quarterly, 91(3).  https://doi.org/10.1007/s11126-020-09744-3

Liu, J. J., Bao, Y., Huang, X., Shi, J. y Lu, L. (2020). Mental health considerations for children qua­rantined because of COVID-19. The Lancet Child & Adolescent Health, 4(5), 347-349. R. Casañas, L. Mas-Expósito, M. Teixidó, A. Barajas-Vélez, M. Udina, P. Escalona, M. Triay, A. Moreno… Psicopatol. salud ment. 2021, 38, 59-7066  

https://doi.org/10.1016/S2352-4642(20)30096-1

Nissen, J. B., Højgaard, D. R. M. A. y Thomsen, P. H. (2020). The immediate effect of COVID-19 pandemic on children and adolescents with obsessive compulsive disorder. BMC Psychia­try, 20(1), 511.  https://doi.org/10.1186/s12888-020-02905-5 Organización Mundial de la Salud (2020a).

Pre­guntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19). Ginebra, Suiza: Orga­nización Mundial de la Salud. Recuperado de:  https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses Organización Mundial de la Salud. (2020b). Pre­guntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19). Ginebra, Suiza: Orga­nización Mundial de la salud. Recuperado de:  https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses Prime, H., Wade, M. y Browne, D. T. (2020). Risk and resilience in family well-being during the COVID-19 pandemic. American Psychologist, 75(5).  https://doi.org/10.1037/amp0000660 Rajkumar, R. P. (2020). COVID-19 and men­tal health: A review of the existing literature. Asian Journal of Psychiatry, 52, 102066.  https://doi.org/10.1016/j.ajp.2020.102066 Sheridan, D. C., Cloutier, R., Johnson, K. y Mars­hall, R. (2020). Where have all the emergency paediatric mental health patients gone during COVID-19? Acta Paediatrica, 15537.  https://doi.org/10.1111/apa.15537 Stavridou, A., Stergiopoulou, A., Panagouli, E., Mesiris, G., Thirios, A., Mougiakos, T., Troupis, T., Psaltopoulou, T., Tsolia, M., Sergentanis, T. N. y Tsitsika, A. (2020). Psychosocial con­sequences of COVID-19 in children, adoles­cents and young adults: A systematic review. Psychiatry and Clinical Neurosciences, 74(11), 615-616.  https://doi.org/10.1111/pcn.13134 Suso-Ribera, C. y Martín-Brufau, R. (2020). How Much Support Is There for the Recommenda­tions Made to the General Population during Confinement? A Study during the First Three Days of the COVID–19 Quarantine in Spain. In­ternational Journal of Environmental Research and Public Health, 17(12).  https://doi.org/10.3390/ijerph17124382 Tanir, Y., Karayagmurlu, A., Kaya, İ., Kaynar, T. B., Türkmen, G., Dambasan, B. N., Meral, Y. y Coşkun, M. (2020). Exacerbation of obsessi­ve compulsive disorder symptoms in children and adolescents during COVID-19 pandemic. Psychiatry Research, 293, 113363.  https://doi.org/10.1016/j.psychres.2020.113363 Torales, J., O’Higgins, M., Castaldelli-Maia, J. M. y Ventriglio, A. (2020). The outbreak of CO­VID-19 coronavirus and its impact on global mental health. International Journal of Social Psychiatry, 66(4), 317-320.  https://doi.org/10.1177/0020764020915212 Tromans, S., Chester, V., Harrison, H., Pankhania, P., Booth, H. y Chakraborty, N. (2020). Pat­terns of use of secondary mental health ser­vices before and during COVID-19 lockdown: observational study. BJPsych Open, 6(6), e117. https://doi.org/10.1192/bjo.2020.104 Wang, C., Pan, R., Wan, X., Tan, Y., Xu, L., Ho, C. S. y Ho, R. C. (2020). Immediate Psychological Responses and Associated Factors during the Initial Stage of the 2019 Coronavirus Disease (COVID-19) Epidemic among the General Popu­lation in China. International Journal of Environ­mental Research and Public Health, 17(5), 1729.  https://doi.org/10.3390/ijerph17051729 Wang, D., Hu, B., Hu, C., Zhu, F., Liu, X., Zhang, J., Wang, B., Xiang, H., Cheng, Z., Xiong, Y., Zhao, Y., Li, Y., Wang, X. y Peng, Z. (2020). Clinical Characteristics of 138 Hospitalized Patients With 2019 Novel Coronavirus–Infected Pneu­monia in Wuhan, China. JAMA, 323(11), 1061. https://doi.org/10.1001/jama.2020.1585

Encontrarán las tablas correspondientes de este artículo en el PDF adjunto.