Efectos del consumo a lo largo del tiempo:

  • Problemas de memoria y aprendizaje
  • Fracaso, abandono escolar
  • Dependencia de la sustancia (7-10% de quienes lo prueban)
  • Desarrollo de trastornos como ansiedad y depresión
  • Dificultades respiratorias y cardíacas.
  • En relación al cannabis, su consumo incrementa 5 veces más el riesgo de sufrir psicosis a lo largo de la vida. Cuanto antes se inicia el consumo y más frecuente es, mayor es el riesgo.

El consumo de drogas en la adolescencia es una preocupación frecuente y un motivo de consulta a los servicios de salud mental. En los últimos años, se ha observado que la edad de inicio del consumo de alcohol y de tabaco se sitúa en torno a los 13 años y la de consumo de cannabis en torno a los 14 años.

Para la atención psicológica de adolescentes consumidores es muy importante el papel de la familia y el entorno en la prevención, detección y solución de problemas.

En el CSMIJ (Centro de Salud Mental Infanto-Juvenil) contamos con un programa conjunto con el CAS (Centro de atención a las drogodependencias) en el que un/a profesional de este servicio realiza la atención especializada a los menores y sus familias en nuestro centro.

Elaborado por el equipo asistencial del CSMIJ y CAS de Sant Boi

Signos de alarma:

  • Cambios en el cuidado personal o en la higiene
  • Alteración del sueño (insomnio, pesadillas, …)
  • Pérdida o incremento del apetito
  • Disminución del rendimiento escolar o abandono de los estudios
  • Tendencia a aislarse en su habitación
  • Disminución de la comunicación verbal y afectiva
  • Abandono de las aficiones e intereses
  • Cambios bruscos de humor
  • Abandono de sus responsabilidades

Qué hacer cuando hay signos de alarma:

  • Mantener un clima de confianza que permita comunicarse con sinceridad y tranquilidad.
  • Pedir visita al pediatra o médico de cabecera y explicar el problema.
  • Si ya es atendido en el CSMIJ, informar a su terapeuta de que valorará la derivación a la atención especializada.
Consultar no significa que el adolescente presente una adicción, sino que se observa cómo el consumo está afectando a algún aspecto de su vida.